top of page

Axé

“Energía mágica, universal sagrada del Orixá. Fuerte energía que por si sola es neutra. Es manipulada y dirigida por el hombre a través de los Orixás y sus elementos simbólicos”

 

En el contexto del Candomblé, Axé representa una fuerza sobrenatural. esta palabra también puede ser usada para referirse a la casa de culto, Ilê Axé (Casa de Axé).

 

En la Capoeira, Axé representa la fuerza, el ánimo y la energía. Una rueda llena de Axé es una rueda animada y alegre. Como la mayor parte de los practicantes de Capoeira de la actualidad no son adeptos al Candomblé, la palabra perdió, en ese medio, su sentido sobrenatural y místico.

 

Algunas veces, la palabra Axé, puede ser usada como un saludo, una expresión de respeto a través de la cual se desean cosas buenas, fuerza, animo y energía al prójimo.

 

El elemento más valioso de una Casa de Santo, es la fuerza que asegura su existencia dinámica. Es transmitida y debe ser conservada y desarrollada. Como toda fuerza, puede aumentar o disminuir. Esta variación está relacionada con la actividad y la conducta ritual, siendo esta determinada por la observación escrupulosa de los deberes y obligaciones de todo poseedor de Axé, con él mismo, con su Orixá y con su casa y familia de Santo. El Axé de la Casa será impulsado por el desarrollo del Axé individual y grupal.

 

La fuerza del Axé está contenida y es transmitida a través de ciertos elementos y substancias materiales. Se transmite a los seres y objetos que mantienen y renuevan los poderes de realización. El Axé este contenido en las sustancias naturales y esenciales de cada uno de los seres, animados o no, simples o complejos que componen el Universo.

 

Toda ofrenda o ritual implica la transmisión y revitalización del Axé. Recibir Axé significa incorporar los elementos simbólicos que representan los principios vitales y esenciales de todo lo que existe.

bottom of page