top of page

Candomblé Ketu

El Candomblé Ketu es la mayor y más popular “nación” de Candomblé. A principios del siglo XIX, en la región de Salvador de Bahía, las etnias africanas estaban separadas en cofradías por la Iglesia Católica. Entre los esclavos pertenecientes al grupo de los Nagôs, estaban los Yorubá. Sus creencias y rituales son parecidos a los de otras naciones del Candomblé, en forma general, pero diferentes en casi todos los detalles.

 

Esta nación del Candomblé tuvo su inició en Salvador de Bahía. Algunas princesas provenientes de Oyó y Ketu, en África, y que vinieron como esclavas, fundaron un terreiro en una plantación de caña de azúcar. Posteriormente, pasaron a reunirse en un local llamado Barroquinha, donde fundaron una comunidad de Jeje-Nagô (Jeje significa extranjero).

 

El Candomblé Ketu se concentró en Salvador. Después de la transferencia del Candomblé de Barroquinha para Engenho Velho, éste pasó a llamarse Ilê Axé Iyá Nassô, más conocido como Casa Branca do Engenho Velho, siendo ésta la primera casa de la nación Ketu en Brasil, de donde salieron las Yalorixás que fundaron el Ilê Axé Opô Afonjã y el Ilê Omin Axé Iyamassé o Terreiro de Gantois.

 

El ritual de una casa de Candomblé Ketu es diferente al de las casas de otras naciones. La diferencia está en el idioma, en el toque de los atabaques, en los cánticos y en los colores usados por los Orixás. La lengua sagrada usada en los rituales del Ketu, se deriva del leguaje Yorubá o Nagô. El pueblo de Ketu procura mantenerse fiel a las enseñanzas de las mujeres africanas que fundaron las primeras casas: reproducen los rituales, las oraciones, las leyendas, los cánticos, las comidas, las fiestas y esas enseñanzas son transmitidas hasta el día de hoy.

bottom of page